viernes, 27 de marzo de 2015

galería de imágenes

Mesas de diálogo
Idearios

Parques educativos. Antioquia la más educada

Un Parque Educativo es un espacio público para el encuentro ciudadano en el siglo XXI. Un espacio abierto a toda la comunidad, donde se encuentran representados los conceptos fundamentales de Antioquia la más educada: la apuesta por el talento y la capacidad de nuestra gente, esos “recursos naturales” que tenemos en abundancia en todos los rincones del departamento; apuesta que hace de la educación pública de calidad, la ciencia, la tecnología, el emprendimiento, la innovación y la cultura, las acciones privilegiadas para, a partir del potencial y la riqueza de nuestras regiones, luchar contra las desigualdades sociales, la violencia y la cultura de la ilegalidad.
En Antioquia tenemos un reto fundamental: construir un modelo de desarrollo que permita que nuestros municipios encuentren la expresión de sus capacidades en un mundo globalizado, de forma que construyamos oportunidades pertinentes en el territorio para que nuestra juventud despliegue su talento sin tener que buscar la vía que conduce a Medellín para tener una vida digna o la vía que conduce a la criminalidad.
Las sociedades necesitan los símbolos, los espacios, los lugares que concretan los sueños. Todos nuestros municipios tienen una iglesia en la plaza central, el primer punto de encuentro histórico de nuestras comunidades. Igual ocurre con las canchas de fútbol. En algunos hay casa de la cultura, biblioteca. Los Parques Educativos de Antioquia son pues la expresión de nuestros sueños: Antioquia la más educada.
En nuestro Plan de Desarrollo nos hemos propuesto construir 40 Parques Educativos. Vamos a escoger los lugares de acuerdo con nuestra forma de entender la gestión pública y el manejo de los recursos públicos: una convocatoria abierta a los municipios que quieran participar y comprometerse con los principios fundamentales de Antioquia la más educada. Se merecerán un Parque Educativo aquellos liderados por los alcaldes o las alcaldesas que muestren la mayor comprensión del desarrollo de su pueblo expresado a través de la educación y el conocimiento, y que sepan explicar y motivar a sus comunidades acerca de las bondades del desarrollo humano integral. No será por roscas o palancas, ni por compromisos clientelistas. Será pues una apuesta al liderazgo transparente y entusiasta de quienes tienen la obligación de conducir a sus municipios por la vía de las oportunidades.

Sergio Fajardo
Gobernador de Antioquia


miércoles, 25 de marzo de 2015

Profundas raíces Cívicas, históricas y culturales, identifican a El Peñol de hoy.


El Peñol, un municipio con continuo renacer. Se formó a partir de un resguardo indígena que Fray Miguel de Castro y Rivadeneira promovió en 1654, fundado en 1714 y erigido municipio en 1774. Una comunidad que se vio obligada a ver desaparecer su historia,  las  tradiciones, leyendas, construcciones centenarias, sueños e ideales bajo las aguas inclementes de una represa invasiva. Fue a causa de los mismos peñolenses quienes demostraron el amor a su tierra y orientados por líderes de entonces, lograron erigir un nuevo pueblo, hoy pujante, progresista y emprendedor.

Surge así un pueblo nuevo a partir de 1978, cediéndole sus más productivas tierras a la represa, se reconstruye a la vera de una montaña conservando la tradición agrícola a pesar de encontrar tierras altas con pocas cualidades productivas.

Rápidamente el municipio se reactiva y crece a ritmo acelerado hasta el punto de ser hoy el municipio más importante de la subregión de embalses por su bagaje cultural, la representatividad cívica, las cualidades turísticas y la calidad amable, sencilla y trabajadora de sus gentes.

El Peñol de ayer es bien distinto al municipio de hoy, sus construcciones nuevas, el trazado vanguardista, el progreso constante, la economía agrícola y la oferta del turismo cultural lo llevó a superar los inconvenientes, a vincularse con el nuevo paisaje y a vivir en un espacio económico ambivalente. Su lucha constante por conservar su identidad e idiosincrasia, lo conlleva a diseñar estrategias para el rescate de su riqueza histórica motivado por el cambio obligado por las influencias externas. Es, en su corta vida de la nueva cabecera, 37 años, El Peñol da muestras de su gran potencial progresista y es reconocido a nivel departamental y nacional como el pueblo que resurge de las aguas con ímpetu progresista.

El Peñol, un pueblo con trescientos años de historia.



Imaginamos el Parque Educativo del municipio como un árbol frondoso que ofrece sombra amable a niños, niñas, adolescentes, adultos y comunidad en general; bajo sus ramas vuelan en los columpios, cantan rondas, descubren cómo funciona el mundo y la manera de mejorarlo, como habitar un libro y la manera de escribirlo, aprenden a convivir, a respetar al otro y  a la naturaleza.

 
Día de mercado en el Viejo Peñol

Un árbol que tendrá por ramas un conjunto de acciones coordinadas para garantizar y de manera cada vez  mejor el cumplimiento de un plan de desarrollo departamental y municipal apuntándole a  formar ciudadanos responsables  consigo mismo, con el otro y con el entorno; su tronco estará forjado por la voluntad política necesaria para desarrollar estas acciones, estimulada por las cifras que señalan la distancia entre la letra de la educación como un derecho y la realidad que se vive, hundiría sus raíces en el compromiso de darle una utilidad responsable y acompañado de normas que señalarían deberes y derechos en su uso y apuntaría su ápice a un cielo prefigurado por esa misma responsabilidad que no es otra cosa que un instrumento para hacer de este Parque Educativo un lugar digno de encuentro de saberes y aprendizajes diarios, de encuentro generacional que intercambia tecnología, historias de vida, modelos de identidad para forjar el mundo que nos merecemos todos y todas.



Fortalecer este árbol  a partir de lo que ya tenemos y con el concurso de la comunidad. Sí, usted junto al equipo evaluador, las instituciones, organizaciones, lideres, niños, niñas, jóvenes y adultos de la comunidad, realiza su parte  en este gran proyecto de Parque Educativo; estará garantizado que será una gran inversión en este municipio de  Antioquia la más educada.

Nuestras raíces, soporte y sustento de ideas, sueños y realidades.


El municipio de El Peñol fundamenta parte de su historia en los tortuosos hechos donde el pueblo se sumergió en una represa para darle paso al progreso de la nación. Desde sus comienzos con indígenas y colonos, el municipio se definía como una comarca próspera y tradicional, protagonista en la historia de sucesos memorables que influyeron a toda un territorio,  los hechos nunca habían marcado tanto a la comunidad como el día de su desaparición, obligados al éxodo, sometiéndolos a la incertidumbre 
Antiguo Peñol
 
 EL Peñol tiene un escrito de autoría colectiva que permanece en la memoria de sus gentes donde exponemos el porqué, cuando y como fundamentamos nuestro continuo renacer a pesar de las inclemencias de la migración, la violencia y desarraigo, en procesos de lucha por una vida digna y justa para tod@s.

¿De dónde vengo?, ¿Cuáles son mis raíces?, ¿Quién soy hoy como peñolense, como miembro de un grupo artístico o cultural, como ser humano?. Estas son las preguntas que nos respondemos a diario con profundo sentido de pertenencia, contribuyendo a la obra artística, cultural, educativa y desarrollo de la comunidad.

Hay una raíz propia y un interés común por fortalecer nuestra identidad, marca el camino  y la oportunidad para la revisión del peso histórico, económico y cultural. Nuestras raíces son las bases donde se construye vida y sociedad. Es el origen que ilumina un camino a seguir, es el sustento de un frondoso árbol que crece altivo, dando frutos jugosos de alegría, paz y armonía.

Nuestras raíces tendrán un espacio en el municipio donde se encuentren los caminantes de la sabiduría, aprendiendo y despertando los dones de los artistas, guiados por los formadores de hombres correctos, amantes de la vida y de la naturaleza. Buscadores irrestrictos de la felicidad  plena del semejante, educando para un mañana próspero, propendiendo por la integración de la comunidad. Espacio para la lúdica, la formación y la unión.

De miedo y cárcel a Parque Educativo



Antigua carcel municipal, ahora derruida para dar paso al Parque Educativo RAÍCES

EL PARQUE EDUCATIVO ya tiene su espacio, muy cerca de la cabecera urbana, de fácil accesibilidad, próximo a la plaza cívica, a la iglesia, a la Casa De La Cultura, al Museo Histórico, a la Plaza del Tomatero, al comercio, a la vida social. Está enmarcado por un profuso y fresco bosque de pinos que limita con la montaña, al jardín botánico con sus múltiples senderos, lagos, fuentes, casetas y prados que día a día disfruta el peñolense, área  verde, borde ambiental del municipio que se suma a sus  grandes parques y zonas comunes y que identifica al municipio como el pueblo de más espacios naturales y parques en el Oriente Antioqueño.
 
Allí, en el terreno propio para EL PARQUE EDUCATIVO están las ruinas de una antigua cárcel, paradójica locación donde se castigaban las faltas del hombre para erigir un templo dedicado a la educación y la cultura, sitio donde se acumulan los vestigios de la furia irracional de la violencia, para prevalecer ahora la paz y la armonía, donde lo bello y admirable tendrá un santuario, unión de hombre y su entorno, el encuentro con el amigo, el vecino, la comunidad. El visitante en lazos fraternos de amistad.  Sitio destinado a la renovación urbana y adecuación apropiada del espacio público, centro de encuentro con lo colectivo y lo social en marco de la alegría, el conocimiento y la cultural.

EL PARQUE EDUCATIVO RAÍCES será un edificio de construcción ciudadana, de espacios abiertos e integrados a la naturaleza, provocador, inspirador, hermoso. Con sentido de apropiación y pertenencia, alegre, dinámico, incluyente. Formadora de hombres felices, escenario de las artes, sin límites para la creación, la formación y la convivencia.

Abierto al mundo y sus avances, un resultado urbanístico de acuerdo con lo natural y lo sensible, propio para interactuar con ella y rendirle pleitesía, un espacio espiritual donde se encuentre con la esencia del ser con lo divino, el lugar para despertar y descubrir la sensibilidad artística, escenarios para preparar al individuo para el trabajo, el emprendimiento y el progreso.

Será, EL PARQUE EDUCATIVO RAÍCES, el sitio de encuentro de la niñez y la juventud en su formación integral y de valores, inclusión educativa con sus formadores, fomento de la tecnología y la innovación, cultura ambiental en ascendencia para alcanzar el equilibrio, desarrollo personal, entretenimiento. Y con la tercera edad, punto de encuentro con su historia, reunión y esparcimiento, integración, inclusión y respeto. Con el turista, puertas abiertas, inclusión  con el mundo, participación de lo nuestro, amabilidad y simpatía…

Será este, en aspecto general, un punto de encuentro de los peñolenses con el mundo, con sus coterráneos, consigo mismo, una edificación de acuerdo a los sueños colectivos, a las ilusiones, a las necesidades, donde el factor común es la amistad, la convivencia y la alegría.